Que tus Bitcoins o Ethers no queden atrapados en una ICO

Que tus Bitcoins o Ethers no se queden atrapados en una ICO

Con el auge de las criptomonedas y gracias a protocolos como ERC20, se presentó un proceso de crecimiento y masificación de las Initial Coin Offerings (ICO). Para los fundadores de un proyecto, las ICO ofrecen barreras de entrada muy bajas para recaudar fondos para desarrollar su idea. Para los inversionistas, presentan una manera de invertir en proyectos en los cuales creen que podrán obtener un retorno de inversión.

Desde el punto de vista de un inversionista la mecánica es sencilla, compras una cantidad de Ether (o la criptomoneda que requiera la ICO) si es que no tienes ya, la envías al wallet de la ICO y a cambio obtienes tokens del proyecto.

Pero, ¿qué tan fácil es desinvertir o salirse de una ICO vendiendo tus tokens? La mayoría de las veces es complicado, pues sufren un problema: su liquidez y market cap son muy bajos, derivados de una baja demanda, algo similar a la baja o nula bursatilidad de ciertas acciones en el mercado de valores.

Entonces, si estás considerando comprar este tipo de tokens, esperar que suba su precio y finalmente venderlos, además de un proceso de due diligence de la ICO, será conveniente evaluar su liquidez, volumen y capitalización de mercado actual pero también la potencial.

¿Qué factores inciden para que exista una falta de liquidez y un bajo market cap? ¿Cómo puedes identificar que el token de una ICO podría enfrentar estos problemas?

Factores que propician baja liquidez

Varios factores pueden derivar en la falta de liquidez de una ICO, pero los tres principales son:

    1. Creciente número de ICO.
    2. Mercados bajistas.
    3. Proyectos sin utilidad.

¿En qué consiste cada uno?

1. División de liquidez por creciente número de ICO

No se puede negar que el mercado de las ICO ha democratizado tanto el acceso a financiamiento de proyectos, como la posibilidad de convertirse en inversionista de los mismos. Sin embargo, entre más bajas son las barreras de entrada, existen más proyectos, lo que lleva a una división de la liquidez.

¿Cómo se da esta división? Es simple: si la oferta de proyectos continúa creciendo (nuevas ICO en el mercado), la demanda de antiguos proyectos disminuirá para favorecer a los nuevos o a aquellos que han probado su utilidad. Entonces, al buscar vender tus tokens, podrías enfrentar un desinterés de los compradores quienes buscan proyectos más novedosos y de los cuales no hay escasez, quedándote con un activo ilíquido, sin importar su valor “en papel”.

2. Enfrentarse a un mercado bajista

En un bull market eufórico como el de finales de 2017, la mayoría de la gente estaba comprando criptomonedas y participando con inversiones en ICO, lo que inyectaba liquidez al mercado de cada proyecto y a los exchanges, logrando una alta capitalización de mercado.

Sin embargo, en el momento en que disminuye el interés, o peor aún, se vuelve un mercado bajista, la liquidez empieza a esfumarse, como vimos durante 2018. “Todo mundo corre a la salida, pero pocos caben por la puerta”. Ante esta situación, solo te queda esperar que durante la próxima racha alcista puedas vender tus tokens a precio de mercado, aunque tampoco tendrás garantizada esa demanda.

3. Proyectos sin utilidad o aplicación real

Sabemos que uno de los aspectos clave para decidir invertir en una ICO es el producto que ofrecen. Una parte importante de ello y que podría influir para que puedas vender tus tokens cuando decidas hacerlo, es la utilidad intrínseca o la aplicación real del token de la ICO.

Desafortunadamente, la mayoría de los tokens no tienen una utilidad, o la que tienen no supone una ventaja real frente a no usarlo en el producto o servicio (p. ej. tokens para pagar servicios ya existentes como Netflix y sin una ventaja clara frente al pago con dinero fiduciario), o simple y sencillamente el proyecto es malo, el mercado muere tan pronto baja la fiebre especulativa en torno al token.

El resultado: baja demanda

Estos factores, por separado o en conjunto, derivan en una baja demanda de los tokens cuando el proyecto terminó de levantar fondos y quiere despegar pero no lo logra, de tal manera que al querer desinvertir (vender los tokens), ya sea realizando ganancias o asumiendo pérdidas, los poseedores no podrán hacerlo al no existir quien los quiera adquirir.

Cómo evitar problemas y poder salirte del proyecto en cualquier momento

Cada que inviertes en una ICO, no hay garantías de que el proyecto tendrá éxito ni de que el token alcanzará el valor deseado, tampoco de que el mercado será favorable para vender tus tokens cuando quieras capitalizar tus ganancias o cortar pérdidas. Sin embargo, existen un par de condiciones que puedes buscar antes de entrar a un proyecto para evitar problemas y salirte en el futuro, ¿cuáles son?

Utilidad real

La clave del éxito para la mayoría de las ICO es que el token tenga una verdadera utilidad en su uso diario, esto permitirá no solamente que logre un buen precio de mercado y genere demanda, también que el token sea utilizado en aplicaciones y tenga una ventaja frente a los tokens de otras ICO.

Volumen Post-ICO

Es probable que estés considerando adquirir tokens de una ICO después de la oferta inicial porque ves potencial en el proyecto, el precio te parece razonable, etc., incluso porque en apariencia es menos peligroso ya que los tokens fueron emitidos y se encuentran en circulación. Pero esto no indica más que la ICO pasó una primera prueba.

Además del precio y la viabilidad del proyecto a largo plazo, algo en lo que debes fijarte es en el volumen de compra. Si al revisarlo este es y ha sido muy bajo, se trata de una mala señal y lo mejor será no arriesgarte y alejarte.

Mecanismos para asegurar cierto nivel de demanda

Algunas ICO con la finalidad de dar mayor certeza y generar confianza entre sus inversionistas, prometen establecer mecanismos para asegurar cierto nivel de demanda en el futuro y que no sea otro simple proyecto pump & dump. Si bien no existen garantías, tener por escrito estas promesas ayudará a tener mayor respaldo.

Un ejemplo de este tipo de mecanismos son los programas de recompra de tokens, en los cuales los fundadores se obligan a paulatinamente recomprar los tokens usando las utilidades del proyecto. Estos esquemas ofrecen un poco más de protección pero dependen de dos variables importantes:

    • Que el proyecto tenga rendimientos, de otro modo no hay manera de recomprar los tokens.
    • Que la obligación de recompra sea legalmente sólida —idealmente mediante un esquema de fideicomiso o similar— y no solo una promesa hecha por parte del equipo fundador.

En Conclusión

Entrar a una ICO es relativamente fácil, pero salirse de una es difícil la mayoría de las veces al enfrentar una baja demanda que se traduce en poca liquidez. Para evitar situaciones en las que no puedas capitalizar tus ganancias o cortar las pérdidas del token, debes poder conocer los principales factores que propician que su liquidez sea baja:

    1. El creciente número de proyectos —y por ende tokens— ICO divide la liquidez, dejando a los más antiguos con una menor demanda.
    2. Querer salirse en pleno mercado bajista difícilmente funcionará.
    3. Tener poca utilidad o una aplicación real inexistente hará que los participantes del mercado descarten invertir, impidiéndote vender tus tokens.

Por lo tanto, si quieres tener la posibilidad de vender tus tokens a futuro, antes entrar a la ICO, debes buscar:

    1. Utilidad real del proyecto.
    2. Si quieres comprar después de la oferta inicial, que el volumen de compra no sea ni haya sido muy bajo.
    3. De preferencia, los fundadores deben establecer mecanismos para garantizar cierto nivel de demanda en el futuro, por ejemplo, políticas de recompra y quema de tokens.

Si estás considerando invertir en una ICO, recuerda que es probable que te enfrentes con problemas de liquidez, por lo que difícilmente podrás vender tus tokens para cortar pérdidas. En el caso de que hipotéticamente tuvieras una ganancia en papel (que el precio de mercado sea mayor al precio al que adquiriste), no necesariamente vas a poder vender y realizar esa ganancia, siendo imposible liquidar.

Content Marketer. Techie. Manejo una silla de ruedas motorizada. Libertario laissez faire, laissez passer; activista por los derechos de las personas con discapacidad. Estudié Administración de TI.